Don Quijote de la Mancha
La Novela.

imgnovela.gif (37009 bytes)La novela está dividida en dos partes. La primera apareció en 1605 y consta de 52 capítulos. Por su parte la segunda surgió en 1615 y posee 74 capítulos.

Cervantes señala en el prólogo de Don Quijote que escribió la obra para deshacer la autoridad y cabida que en el mundo y en el vulgo tienen los libros de caballerías. Posteriormente en el último capitulo del libro reitera el mismo comentario. "...no ha sido otro mi deseo que poner en aborrecimiento de los hombres las fingidas y disparatadas historias de los libros de caballerías".

Sin embargo ese propósito quedó muy lejos de sus resultados. Cervantes creó en realidad una obra ambientada en un mundo poético, real y caricaturesco donde tienen cabida todos los tipos psicológicos y todos los ambientes.

Para destacar la importancia de la obra es necesario mencionar algunas de las novelas españolas precedentes. Sus antecedentes más inmediatos fueron Amadís de Gaula, El lazarillo de Tormes y el Guzman de Alfarache. Las tres tienen un factor común el encasillamiento del personaje central en un mismo carácter que está determinado desde su nacimiento.

Con el Quijote sucede lo contrario, Cervantes da libertad al personaje central para guiar sus pasos y tomar decisiones. Por esa razón muchos la han considerado como la primer novela moderna donde se plantea de manera objetiva el conflicto hombre-mundo.

La crítica literaria ha señalado como uno de los puntos más importantes de la novela la milagrosa coexistencia del idealismo y realismo. Y junto a esto la fe en el ideal, el deseo ilimitado del triunfo del espíritu. el vivir y soñar a plenitud hacen de la obra la mejor del mundo de habla hispana.

Junto a esas características esta el fino humor de Cervantes, su ironía, sus sutiles intenciones que nacen de un alma pura y que se reflejan en toda la obra. Y todo escrito con un estilo tan airoso y ágil. Por otro lado la estética de Cervantes es de gran respeto hacia las cosas y objetos de la novela. Ama y describe sin falsedad ni distorsiones, quiere que sean como son.

Don Quijote ha sido visto como un símbolo que traspasa los limites de lo individual para representar lo humano. Gracias al poder de su imaginación y de su fe en ella, encuentra su propio ser y el centro de su vida. Sancho es la antítesis de Don Quijote tanto física como espiritualmente. Sin embargo también hay en él el deseo de un sueño que le hace aguantar y sufrir la azarosa vida de Don Quijote. Ambos son contrarios pero al mismo tiempo se complementan. Lo que es idealista en uno en el otro se vuelve práctico.


REGRESO

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS OCESA PRESENTA ©2000.
ESTA PAGINA ESTA DISEÑADA PARA SER VISTA A 800X600
EMAIL.