La Mancha es la patria de Don Quijote

La comunidad autónoma de Castilla La Mancha está ubicada en el centro de la península Ibérica, al sur de la cordillera central y prácticamente ocupa la totalidad de la meseta sur peninsular. La componen las provincias de Guadalajara, Cuenca, Toledo, Ciudad Real y Albacete. Madrid se encuentra en la misma zona, pero esta ciudad se independizó después de la dictadura franquista.

La Mancha de Don Quijote es la que se localiza en la zona de Ciudad Real, entre Toledo, Cuenca y Albacete. No es un terreno fácil de delimitar, por eso algunos señalan para su localización ciertas peculiaridades. En lo puramente físico domina la planimetría del terreno que es interrumpida por leves elevaciones, inicios o estribos de los Montes de Toledo. En las cumbres viven antiguos o restaurados molinos de viento y castillos majestuosos.

Los ríos Algodor, Amarguillo,Riánsares y Cigüela riegan terrenos generalmente arcillosos y de tonos oscuros. De esta arcilla se fabrican las tejas árabes, la alfarería típica y los tapiales de las antiguas casas. Todos estos elementos se encuentran en la escenografía de El Hombre de la mancha que actualmente se presenta en el Centro Cultural Telmex.

Las poblaciones distantes entre si, son de las más floreciente y ricas en costumbres y tradiciones del país. Las ventas, los mesones, las quinterías, castillos y molinos son vestigios de un próximo pasado, hay caseríos formados por la agrupación de casas de campo que son utilizadas únicamente en los días de labranza y recolecciones. En otros tiempos fueron escenario de un peculiar folklore y gastronomía. Sin embargo aun puede verse por la calle labriegos de blusa negra, faja y pañuelo, de "gorro" a la cabeza y mujeres con sayas negras, toquilla, delantal y pañuelo anudado a la barbilla.

Lo cervantino y lo quijotesco gobiernan la comarca. Hay suficientes molinos para la aventura de los gigantes, no faltan posadas y ventas evocadoras. parecen rebaños como ejércitos y en fin en ella se asienta el Toboso de Dulcinea.

El Toboso se sitúa en la Mancha Toledana y es la patria de la Dulcinea del Toboso. Este personaje probablemente fue inspirado por una mujer de nombre Ana de apellido Zarco. Ella vivió en el pueblo cuando Cervantes recorrió estos lugares. Hoy se ha reconstruido su casa y se ha convertido en el Museo del Amor.

La ruta manchego de don Quijote y Sancho incluye además de Ciudad Real y el Toboso, las localidades de Fuente del Fresno, Consuegra, Urda, Villarubia de los Ojos, Madrilejos, Puerto Lapice, Herencia,Alcazar de San Juan, Mota del Cuervo que es donde tiene lugar el capitulo de los molinos de viento.

De igual modo en esa ruta se ubican Tomellosos, Pedro Muñoz, Argamasilla de Alba,Ruidera, Ossa de Montiel, Villaermosa, Villanueva de los Infantes, Pozo de la Serna, La Solana, Membrilla, Manzanares,Bolaños,Almargro, Pozuelo de Catatraya y Miguelturra.

Esta tierra es inconfundible; tal como la pintara Cervantes. Su sabor y olor sigue exactamente igual que entonces. Pues aparte de presentar un paisaje insólito, está cargada de historia y siempre tiene sitio para una fantasía.

imglugar.gif (34922 bytes)


REGRESO

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS OCESA PRESENTA ©2000.
ESTA PAGINA ESTA DISEÑADA PARA SER VISTA A 800X600
EMAIL.